Lo certificaba el día de ayer A. Baños , cabeza de lista por Barna de la CUP en las pasadas elecciones : ” Para mí sería un drama y un descalabro ir a elecciones”. El descalabro puede ser aproximadamente compartido, el drama ya se va a ver.

Lo que ahora queda claro es que las elecciones se han transformado en la única opción posible para salir del callejón sin salida en que el independentismo político ha metido.

Y que hay que ir con las máximas garantías posibles a fin de que el ” drama ” y el ” descalabro” no se llevan por delante el proceso soberanista. A fin de que no haya ” drama ” absoluto está claro que la CUP tiene que fallar en parte. Que no puede reiterar unos desenlaces que bloqueen el proceso.